Recuperar el IRPF de la hipoteca

Mi hipoteca tiene IRPF, ¿puedo recuperar lo pagado de más?

De todas las deducciones que se llevan a cabo en la declaración del año 2018, la que mas se pregunta es ¿Puedo recuperar el IRPF de mi hipoteca?

La declaración del impuesto de la renta de personas físicas o lo que es lo mismo, IRPF es un tributo a pagar todos los años a la Agencia Tributaria por la relación costes y beneficios. De este modo se tendrá el derecho de la recuperación de tu dinero o por lo contrario tener que pagar. La deducción más común hasta ahora es la deducción por adquisición o rehabilitación de vivienda. Entre otras también discutidas como los alquileres. En este año se espera que aproximadamente 3,4 millones de contribuyentes puedan recuperar el IRPF de sus hipotecas con alrededor de 1.034 millones de beneficio fiscal.

¿Me puedo desgravar el IRPF de la hipoteca?

Desde la ultima modificación en el  Real Decreto-Ley  1/ 2017 sobre cláusula de suelo, solo podrán desgravar el IRPF  de sus hipotecas aquellos que adquirieron la vivienda y la hipoteca hasta el 31 de diciembre de 2012.  Estos tendrán derecho al régimen transitorio de deducción, pudiendo desgravar hasta el 15% de los gastos hipotecarios hasta un limite de 9.040 euros. En esta base recogerá todas las cantidades incluidas en vivienda habitual, ( adquisición, rehabilitación, construcción, y ampliación). Según la normativa de adquisición y rehabilitación de la vivienda: «Cuando la adquisición o rehabilitación se realicen con financiación ajena, las cantidades financiadas se entienden invertidas a medida que se vayan amortizando los préstamos obtenidos. En estos supuestos, formarán parte de la base de la deducción tanto la amortización del capital como los intereses y demás gastos derivados de dicha financiación». Para la renta del 2018 no ha habido modificaciones ni cambios relevantes.

Qué gastos puedo desgravar de mi hipoteca

La Agencia Tributaria informa que dentro de la deducción en el regimen transitorio también «formarán parte los gastos obtenidos para adquisición, y que hayan corrido a cuenta del adquiriente«.

  • Gastos de escritura de la compra y escritura de la hipoteca.
  • Seguro de hogar.
  • Seguro de vida.
  • Deducciones en la cuota de la hipoteca.
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.