sector legal 4.0

El sector legal se abre camino hacia el 4.0

El futuro es hoy, vivimos la era 4.0. Ya existen tecnologías que permitirán en poco tiempo ahorrar costes y plazos. Todo gracias al conocido big data y la inteligencia artificial.

En pocos años será posible agilizar procesos, y de forma más barata en todo el campo legislativo. Todo está basado en interconectar procesos de producción combinando todos los avances de la cuarta revolución industrial. Algunos de ellos son la inteligencia artificial, el internet de las cosas y el big data.

Queda mucho para que oigamos hablar de los bufetes 4.0, pero por el momento ya son muchos los que intentan coquetear con estos avances, y se intenta buscar la manera de aplicarlos en el sector legal.

Sobre todo, se están buscando soluciones a la tediosa tarea documental que hay en los despachos de abogados. Así por ejemplo surge una herramienta como DigaLaw, que se trata de un sistema de reconocimiento de voz inteligente, que permite la transcripción literal de textos con una precisión de entre el 98-99%. Por otro lado, encontramos los gestores de documentos automatizados, que facilitan la tarea del letrado, y permiten ahorrar mucho tiempo de la gestión documental, para así poder dedicarse a tareas de mayor relevancia.

Un hándicap que encontramos es la barrera lingüística que encuentran los despachos de abogados en España. Y es que existe mucha tecnología en cuanto a inteligencia artificial se refiere, sin embargo, no existe adaptación para su uso en lengua española, y esto hace que los despachos de abogacía españoles no puedan estar ya beneficiándose de todas las ventajas que aporta la industria 4.0 y que podrían estar aplicándose en los procesos legales.

Expertos estiman que se podrá ahorrar entre un 50 y 70% del esfuerzo en revisión de contratos, por ejemplo, reduciendo también los riesgos y los plazos.

Otra herramienta destacable es la conocida como Data Forecast. Ésta mediante big data permite predecir en torno a un 90% el riesgo sancionador en materia de protección de datos. Para ello utiliza la información publicada por la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD) y la del Centro de Documentación Judicial (Cendoj).

Sin duda la tecnología llegó para quedarse. Y en cuanto al sector legal no iba a ser menos.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *