mano

Diferir cuotas de IVA. Práctica habitual

Es práctica habitual que las empresas difieran las cuotas de IVA repercutido en las declaraciones trimestrales, acumulando este saldo a favor de la Hacienda Pública  para finalmente ingresarlo en la última declaración periódica. O sea en el mes de enero.


En los tiempos de crisis que corren, esta práctica se ha incrementado notablemente porque ya se asume como una “herramienta” más de financiación.

A lo mejor del caso los contribuyentes obtienen liquidez temporal para hacer frente a sus otros compromisos de pago y en definitiva en el cuarto trimestre se liquida la totalidad de la deuda tributaria y… aquí paz y luego gloria.

Pero a lo peor del caso la Hacienda Pública (que somos todos) está sufriendo un perjuicio económico, de tres, seis… o nueve meses. Y este es el caso que nos ocupa y preocupa. ¿ Cuales son las consecuencias tributarias de esta habitual práctica?

1.- En el mejor de los casos, si Hacienda (que somos todos) no lo detecta, perfecto,… no pasa nada.

2.- En el peor de los casos, si Hacienda (que somos todos) lo detecta… pues… señores contribuyentes, tenemos un problema.

Hasta hace muy poquito tiempo existía la siguiente duda:

¿Este diferimiento de IVA debe ser considerado como un ingreso extemporáneo, y por tanto aplicarse el régimen de recargos por tal concepto? o bien debe ser considerarlo como un hecho causante de  perjuicio económico a la Hacienda Pública  y aplicar el régimen sancionador establecido en la Ley General Tributaria.?

Respuesta correcta… la segunda.

Sentencia de la Sala de lo Contencioso-Administrativo de la Audiencia Nacional de 9 de marzo de 2011

Aclarada las dudas, cabe preguntarse si merece la pena resolver los problemas de liquidez y por tanto financiarse con el diferimiento de las cuotas de IVA, sabiendo que la sanción puede ser muy gravosa.

En fin… al menos piénsenlo.


dinero

Aspectos a tener en cuenta en la RENTA 2010

Los borradores que se envían desde el Ministerio de Economía y Hacienda en muchos casos contienen errores. Recomendamos que se revisen antes de confirmarlos.

En este sentido los errores más comunes son los siguientes:


Matrimonios o separaciones producidos en 2010: estos datos no suelen estar actualizados y tanto las pensiones alimentarias a los hijos como las compensatorias al ex cónyuge desgravan. Así mismo en el caso de los matrimonios separados, el cónyuge que abandona la vivienda, aunque ya no viva en ella, puede deducirse la parte proporcional de la hipoteca que sufraga.

– Nacimientos o adopciones en 2010: la desaparición de las ayudas por nacimiento o adopción entró en vigor el 1 de enero de 2011 con lo cual sí que debe tenerse en cuenta en la declaración del 2010.

– Desajustes en el importe global de la deducción por maternidad. Aquí debe tenerse en cuenta que, en el caso de madres trabajadoras con hijos menores de 3 años, puede deducirse hasta 1.200 euros anuales por cada niño. A veces puede haber desajustes, sobre todo si se cobra del INEM, porque en los borradores no se discierne el tiempo de desempleo, aunque se tenga derecho a deducción.

– Vivienda habitual: aunque la desgravación por vivienda ha desaparecido este año, en el ejercicio del año 2010 las compras de primeras residencias sí que desgravan. Además, en el caso de las cuentas vivienda con varios titulares (por ejemplo una pareja) debe revisarse que aparecen los dos interesados ya que muchas veces hay errores.

Seguros por incendios del hogar o de vida exigidos al constituir la hipoteca: estas cantidades pueden incluirse en la desgravación por vivienda.

– Compensación de porcentajes incrementados de deducción por vivienda. Se tiene derecho a una Compensación fiscal por deducción en adquisición de vivienda habitual por la diferencia de normativa vigente hasta 2.006 (los primeros 4.500 euros de cuotas hipotecarias pagadas a los tipos incrementados del 20%, o 25% en los dos años siguientes a la compra, y el resto de cuotas hipotecarias pagadas al 15%) frente a la nueva deducción anunciada esa fecha (únicamente el 15%).

– Las donaciones que son deducibles no suelen aparecer en el borrador si no existen certificados.

– Hay que revisar que las novedades en materia fiscal de la Comunidad Autonómica está contempladas y, por tanto, los posibles beneficios.

– Por último, si en otros ejercicios se hubieran declarado rentas de trabajo no sujetas a retención y no se hubiera corregido, seguirán apareciendo en el borrador.


Fuente: muypymes

Calendario del Contribuyente 2011 Estatal

A continuación facilitamos el calendario del contribuyente que ha preparado la Agencia Estatal de la Agencia Tributaria. Como sabéis, el calendario contiene las principales obligaciones tributarias estatales tanto periódicas como no periódicas del año 2011.