sancion google

Google es sancionado por recoger y almacenar datos privados procedentes de redes WiFi entre 2008 y 2010

Sabemos de la importancia que tiene el acceso a datos de usuarios de internet de manera masiva, y mantenerlos protegidos es algo para lo que cada vez más medios y tecnología se destinan.

Determinados entes velan a diario por la confidencialidad de la información personal de todos aquellos que usan internet, lo cual es prácticamente lo mismo que decir de todos nosotros. Uno de ellos es la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD), que recientemente ha aplicado una sanción de 300.000 euros a Google al considerar como infracción grave la recogida y almacenamiento de datos de carácter personal por medio de redes WiFi abiertas de usuarios que desconocían estos hechos, no habiendo aprobado, consecuentemente, los mismos. Según la propia resolución de la AEPD, “el hecho de que los titulares de redes WiFi no aseguren el cifrado de estas redes, en perjuicio de la seguridad de sus datos, no autoriza de ningún modo la recogida de la información ni ningún uso posterior de esta”.

La usurpación se llevó a cabo de 2008 a 2010, y se gestó a través de los vehículos que Google empleó para recoger las imágenes que utilizadas en la plataforma Street View.

Los datos que se recogieron hacían referencia a direcciones de cuentas email, direcciones IP, direcciones MAC de los routers así como de los dispositivos que a estos se hallaban conectados o nombres de redes inalámbricas que contenían el nombre y apellidos de sus propietarios. Esta información no está considerada como “especialmente” protegida.

La cuantía de la sanción (la de mayor posible en el caso de infracción grave) responde a la naturaleza continuada de la infracción (dos años) a la gran cantidad de datos recogidos, la vinculación de la actividad de Google con el desarrollo de tratamientos de datos de carácter personal, el volumen de negocio o actividad de la compañía teniendo en cuenta su modelo económico, que las infracciones son el producto del sistema de recogida y tratamientos de datos diseñado por Google, así como los daños que dicho sistema ocasiona a la privacidad de las personas afectadas.

Google acata la sanción

La empresa ha manifestado su intención de resolver la sanción de 300.000 que le ha sido impuesta por la AEPD, y ha explicado que el contratiempo que afectaba a sus equipos ya fue solventado.

También ha querido recordar Google que el error que originó este problema fue resuelto hace siete años, con lo que las campañas posteriores a 2010 que fueron llevadas a cabo para obtener las imágenes de Street View respetaron las normas españolas vigentes en la materia.