clausulas-suelo-sentencia

Repercusiones de la anulación de las cláusulas suelo

Esta semana hemos conocido la sentencia del Juzgado de lo Mercantil nº 11 de Madrid que condena a todas las entidades financieras a eliminar por abusivas todas las cláusulas suelo. Se trata de una sentencia sin precedentes debido al número de entidades afectadas (la práctica totalidad de los bancos que operan en España) y al número de consumidores que repercute. Pero, más allá de titulares, es conveniente saber qué significa realmente la sentencia, y de qué modo pueden afrontarla los consumidores.

Aplicación de la sentencia

Lo primero que es importante rescatar de la sentencia es que la jueza anula las hipotecas por su condición de abusivas y opacas a ojos del hipotecado, lo cual no es óbice para que se consideren legales. Es en esta falta de transparencia donde reside la importancia de este punto; entre 1991 y 2007, las entidades estaban obligadas a informar a los clientes con hipotecas de menos de 150.000 euros, mediante documento, de la oferta vinculante. A partir de 2007 se produce un cambio legislativo que deja paso a la ambigüedad sobre si las entidades han de aportar o no dicho documento.

A raíz de este punto, surge el siguiente: sólo se devolverá las cantidades indebidamente cobradas a los consumidores a partir de esa fecha, a pesar de la opinión contraria de la Comisión Europea.

Es importante también que la sentencia, que en principio sólo afectaba a BBVA, Cajamar y NCG, ahora se amplía al conjunto sel sector financiero.

Otra pregunta es ¿afecta sólo a los 15.000 demandantes que emprendieron acciones, o a la totalidad de hipotecados con cláusula suelo? A esa pregunta, por desgracia, aún no se puede responder.

Por último, hay que señalar que la sentencia no es firme, y que si la banca recurre y la Audiencia Provincial tumba la sentencia, los afectados tendrán que llegar, de nuevo, hasta el Tribunal Supremo.