INVERSIÓN DEL SUJETO PASIVO

La norma afecta exclusivamente a construcción y rehabilitación de edificaciones así como a la urbanización de terrenos.
En este sentido es significativo  aclarar algunos conceptos:

1.-CONCEPTO DE EDIFICACIONES.

1. A los efectos de este impuesto, se considerarán edificaciones las construcciones unidas permanentemente al suelo o a otros inmuebles, efectuadas tanto sobre la superficie como en el subsuelo, que sean susceptibles de utilización autónoma e independiente.

2. En particular, tendrán la consideración de edificaciones las construcciones que a continuación se relacionan, siempre que estén unidas a un inmueble de una manera fija, de suerte que no puedan separarse de él sin quebranto de la materia ni deterioro del objeto:
– Los edificios, considerándose como tales toda construcción permanente, separada e independiente, concebida para ser utilizada como vivienda o para servir al desarrollo de una actividad económica.
– Las instalaciones industriales no habitables, tales como diques, tanques o cargaderos.
–  Las plataformas para exploración y explotación de hidrocarburos.
–  Los puertos, aeropuertos y mercados.
–  Las instalaciones de recreo y deportivas que no sean accesorias de otras edificaciones.
– Los caminos, canales de navegación, líneas de ferrocarril, carreteras, autopistas y demás vías de comunicación terrestres o fluviales, así como los puentes o viaductos y túneles relativos a las mismas.
–  Las instalaciones fijas de transporte por cable.

3. No tendrán la consideración de edificaciones:
– Las obras de urbanización de terrenos y en particular las de abastecimiento y evacuación de aguas, suministro de energía eléctrica, redes de distribución de gas, instalaciones telefónicas, accesos, calles y aceras.
– Las construcciones accesorias de explotaciones agrícolas que guarden relación con la naturaleza y destino de la finca aunque el titular de la explotación, sus familiares o las personas que con él trabajen tengan en ellas su vivienda.
– Los objetos de uso y ornamentación, tales como máquinas, instrumentos y utensilios.
– Las minas, canteras o escoriales, pozos de petróleo o de gas u otros lugares de extracción de productos naturales.

2.- CONCEPTO DE REHABILITACIÓN

¿Qué son obras de rehabilitación de edificaciones?
Son obras de rehabilitación de edificaciones las que reúnen los siguientes requisitos:
1.- Que el objeto principal sea la reconstrucción de las mismas, entendiéndose cumplido este requisito cuando más del 50% del coste total del proyecto de las obras se corresponda con obras de consolidación o tratamiento de elementos estructurales, fachadas o cubiertas o con obras análogas o conexas a las de rehabilitación.

2.- Que el coste total de las obras a que se refiera el proyecto exceda del 25 % del precio de adquisición de la edificación si se hubiese efectuado aquélla durante los dos años inmediatamente anteriores al inicio de las obras de rehabilitación o, en otro caso, del valor de mercado que tuviera la edificación o parte de la misma en el momento de dicho inicio. A estos efectos, se descontará del precio de adquisición o del valor de mercado de la edificación la parte proporcional correspondiente al suelo.

¿Qué son estas obras análogas o conexas a las de rehabilitación?

Se considerarán obras análogas a las de rehabilitación las siguientes:
1.- Las de adecuación estructural que proporcionen a la edificación condiciones de seguridad constructiva, de forma que quede garantizada su estabilidad y resistencia mecánica.
2.- Las de refuerzo o adecuación de la cimentación así como las que afecten o consistan en el tratamiento de pilares o forjados.
3.- Las de ampliación de la superficie construida, sobre y bajo rasante.
4.- Las de reconstrucción de fachadas y patios interiores.
5.- Las de instalación de elementos elevadores, incluidos los destinados a salvar barreras arquitectónicas para su uso por discapacitados.
Se trata pues de obras muy vinculadas a modificaciones estructurales o de elementos sustanciales de la construcción (extensión de la superficie, reparación de fachadas, instalación de elevadores, eliminación de barreras arquitectónicas, etc.)

Por otro lado la ley también procede a concretar que se considerarán obras conexas a las de rehabilitación las que se citan a continuación siempre que estén vinculadas a ellas de forma indisociable y no consistan en el mero acabado u ornato de la edificación ni en el simple mantenimiento o pintura de la fachada:
1.- Las obras de albañilería, fontanería y carpintería.
2.- Las destinadas a la mejora y adecuación de cerramientos, instalaciones eléctricas, agua y climatización y protección contra incendios.
3.-Las obras de rehabilitación energética.

Constituyen pues estas obras un complemento a las obras de rehabilitación, y permiten finalizarlas y otorgarles el oportuno acabado.
Todo lo definido anteriormente como obras de rehabilitación (conexas o análogas) determina la aplicación del tipo reducido de IVA.
¿Qué son obras de albañilería?

Se entiende por obras de albañilería a cualquier obra de renovación o reparación de viviendas siempre que cumplan con los siguientes requisitos:
1.- Que el destinatario sea persona física, no actúe como empresario o profesional y utilice la vivienda a que se refieren las obras para su uso particular.
No obstante lo dispuesto en el párrafo anterior, también se comprenderán en este número las citadas ejecuciones de obra cuando su destinatario sea una comunidad de propietarios.
2.- Que la construcción o rehabilitación de la vivienda a que se refieren las obras haya concluido al menos dos años antes del inicio de estas últimas.
3.- Que la persona que realice las obras no aporte materiales para su ejecución o, en el caso de que los aporte, su coste no exceda del 33 % de la base imponible de la operación.

Se facilita con estos requisitos la realización de obras de reforma por personas físicas con independencia del importe de la misma, y que difícilmente hubiesen podido, aún en el caso de tratarse de rehabilitaciones de edificaciones, cumplir los requisitos cuantitativos que impone la normativa y que hemos analizado en el apartado anterior.

3- FACTURAS EMITIDAS

– Se emiten sin IVA. Es preciso aclarar en la propia factura, la inversión del sujeto pasivo según art 84.2 f de la Ley 37/1992 de IVA.
– Dicha factura debe aparecer en el libro registro de IVA Repercutido, lógicamente con IVA 0
– Cuando hagamos modelo 303 estas operaciones se incluyen en un casilla habilitada a tal efecto. Casilla número 44, que indica operaciones no sujetas e inversión del sujeto pasivo.

4.- FACTURAS RECIBIDAS

– Debe especificar inversión del sujeto pasivo en los mismos términos especificados anteriormente en las emitidas.
– Cuando se contabilicen, automáticamente debe generarse un IVA repercutido y un IVA Soportado. Por tanto en la misma liquidación, se repercute y soporta el mismo IVA. Resultado 0, o sea efecto nulo.
Lo más factible es que los informáticos habiliten este tema para que sea más operativo y menos problemático.

5.- REQUISITOS

La norma afecta exclusivamente a la construcción y rehabilitación de edificaciones así como a la urbanización de terrenos, siempre que exista formalización contractual entre Contratista y Promotor.
Esta norma se extiende también a toda la cadena. Es decir a las ejecuciones de obra entre un subcontratista y el contratista principal, entre ambos subcontratistas….. etc, siempre que se cumplan los requisitos señalados. A estos efectos, importante formalización contractual.

Si  para ejecutar una obra, requerimos compra de materiales, aclarar lo siguiente:
– La compra de materiales es un acto de comercio, no una ejecución de obra, por tanto lleva IVA. Es decir, que debemos soportar ese IVA y por consiguiente también deducirlo.

En este sentido y para evitar la sobrecarga del IVA soportado, existe la posibilidad de acogerse a la opción de devolución mensual de IVA. Habría que sopesarlo ya que las obligaciones formales en este caso son mayores.

imgig

Continuo descenso de los cotizantes extranjeros

Los últimos datos del Ministerio de Empleo y Seguridad Social aseguran que la Seguridad Social perdió 26,961 cotizantes de extranjeros solo en el mes de octubre, respecto a los 1.701.875 que se encuentran dados de alta.

Los últimos meses se ha notado una importante caída de cotizantes sobre todo en el pasado agosto, septiembre y octubre.

Los regímenes más afectados en perdida de afiliados en el mes de octubre, son en el Régimen del Hogar, Régimen del Mar, Régimen General, Régimen del Carbón y el de autónomos.


La mayoría de los emigrantes afiliados pertenecían a países no comunitarios y el resto de la Unión Europea.
Si analizamos las nacionalidades entre los países no comunitarios, destacamos la nacionalidad marroquí, ecuatoriana, china y colombiana.

Comunidades autónomas como Cataluña y Madrid cuentan con cuatro de cada diez extranjeros afiliados en la Seguridad Social en el mes de Octubre. Tras estas regiones le sigue la comunidad autónoma de Andalucía, Comunidad  Valenciana, Canarias, Murcia,  Castilla – La Mancha, Aragón, Castilla y León y País Vasco.

En cambio las comunidades autónomas de Navarra, Extremadura, La Rioja, Asturias, Cantabria,  y las ciudades de Ceuta y Melilla, presentan un menor número de inmigrantes dados de alta en la Seguridad Social.

noticia_novedades_fiscales

NOVEDADES FISCALES Resumen de la Ley 7/2012 de 29 de octubre.

1-LIMITE DE PAGOS EN EFECTIVO

No podrán pagarse en efectivo, importes iguales o superiores a 2.500€ cuando una de las partes actúe como empresario o profesional.

El límite será de 15.000€ cuando el que pague sea un no residente.

Los justificante de pago deben guardase durante cinco años.

En caso de incumplimiento serán solidariamente responsables tanto el pagador como el receptor del pago, siendo la sanción establecida del 25% del valor del pago satisfecho.

Quedará exonerado de sanción quien comunique voluntariamente a la Administración, en el plazo de los tres meses siguientes el pago en efectivo.

2.-INVERSIÓN DEL SUJETO PASIVO

Serán sujetos pasivos de IVA los empresarios o profesionales en los siguientes casos:

Renuncia a la exención en la transmisión de segundas y ulteriores entregas de edificaciones.

Entrega en caso de garantías, incluida dación de pago a favor del acreedor.

Ejecuciones de obra, con o sin aportación de materiales, y cesiones de personal para su ejecución, cuando estén formalizadas en contrato entre promotor y contratista. ( Extensible también cuando el destinatario sea el contratista principal, es decir en toda la cadena siempre que prevalezcan los términos anteriores)

3.-EXCLUSIÓN DE MÓDULOS.

Quedarán excluidas de Módulos:

Las actividades de Transporte por carretera y Servicios de mudanzas sometidas a retención del 1% si sus rendimientos íntegros superan 300.000€

Para el resto de actividades acogidas a módulos y sometidas a retención del 1% serán excluidos cuando sus rendimientos íntegros superen:

-50.000€, si este importe supone más del 50% del total facturado a empresarios o profesionales.

-225.000€

4.-SE AMPLIA LA RESPONSABILIDAD DE LOS SOCIOS DE LAS SOCIEDADES QUE VAYAN A SER LIQUIDADAS.

Hasta ahora la responsabilidad alcanzaba a la cuota de liquidación que recibía.

A partir de ahora alcanza a las precepciones patrimoniales recibidas con dos años de anterioridad.

5.-RESPONSABILIDAD SUBSIDIARIA POR RETENCIONES O REPERCUSIONES.

Cuando se presenten reiteradamente declaraciones sin proceder al ingreso de la deuda tributaria, los Administradores serán responsables subsidiarios del pago de la misma, si se puede acreditar que no existe intención de pagar.

En este sentido se considera reiteración cuando en un mismo ejercicio se presenten sin ingreso la mitad de las declaraciones que correspondían.

6.-MEDIDAS QUE GARANTIZAN EL COBRO DE DEUDAS TRIBUTARIAS.

Hasta ahora solo se podían tomar medidas una vez se comunicase la propuesta de liquidación.

A partir de ahora se podrán tomar cuando se aprecie riesgo de cobro. Es decir en cualquier momento del procedimiento.

7.-NO SE PUEDE DISPONER DE LOS INMUEBLES DE UNA SOCIEDAD

Hacienda podrá prohibir que se disponga de los inmuebles de una sociedad,  cuando el embargo se dirija a acciones o participaciones de dicha sociedad y la persona propietaria de las mismas tenga el control efectivo, total o parcial sobre ella.

Todo ello sin necesidad de que el procedimiento de recaudación se dirija hacia la misma.

Las sanciones por obstrucción, resistencia, excusa o negativa a las actuaciones inspectoras serán mucho más gravosas.

8.-SANCIONES POR RESISTENCIA A LA INSPECCIÓN

En caso de obligados tributarios que no ejerzan como empresarios o profesionales. Sanciones mínimas de 1.000€ y máximas de 100.000€

Cuando el obligado tributario desarrolle actividades económicas . Sanciones mínimas de 3.000 € y máximas de 600.000€

9.- TRATAMIENTO DE LAS CUOTAS SOPORTADAS ANTES Y DESPUES DEL AUTO DEL CONCURSO DE ACREEDORES

Se presentarán dos autoliquidaciones diferentes que deben reflejar las cuotas soportadas antes del concurso, y las soportadas con posterioridad al auto del mismo.

El IVA soportado que se produzca antes del auto del concurso se deduce en el periodo en que se hubiese generado. Es decir que se puede modificar la autoliquidación correspondiente.

La primera autoliquidación debe reflejar todos los importes pendientes pudiendo salir a devolver.

10.- OTRAS MODIFICACIONES

1.- La obligatoriedad de presentación telemática ha de cumplirse, no pudiendo presentarse las declaraciones en otro formato o por otra vía. La sanción en caso de incumplir esta obligatoriedad asciende a 1.500 €.

2.- A los responsables tributarios se les permite la reducción por conformidad y pronto pago en caso de que se les haga responsable de las sanciones impuestas al contribuyente.

3.- Obligatoriedad de declarar  cuentas e inmuebles situados en el extranjero, valores, seguros de vida o invalidez, rentas vitalicias o temporales contratadas con entidades situadas en el extranjero

En caso de incumplimiento las sanciones establecidas se elevan a los siguientes importes:                 

– Por cada dato o conjunto de datos omitido, incompleto, inexacto o falso.- 5.000€

– Presentación fuera de plazo.- 100€ por cada dato o conjunto de datos con un mínimo de 1.500€

Tener estos bienes y no declararlos, implicará que Hacienda lo considerará una ganancia patrimonial no justificada, salvo que pueda justificarse o acreditarse como rentas declaradas. Claro ejemplo sería declarar unos rendimientos de 30.000€ y no ser capaz de acreditar la procedencia de  la titularidad de un inmueble de 1.000.000 €. La ganancia patrimonial no justificada tributará al tipo marginal, que puede superar el 50%. Añadiendo además, sanciones e intereses de demora de cuatro años ya que se imputarán en el último año no prescrito. Amén de correr el riego añadido de que  la cuota resultante pudiera ser delito fiscal.

Fiscalidad productos de inversión

La cultura financiera de los españoles es cada vez más alta y en este sentido, no solo preocupa qué hacer con los ahorros, o qué rendimientos se obtendrán sino también qué coste fiscal va a implicar tal o cual producto, tal o cual operación.

En los tiempos que acontecen, tendemos a salvaguardar nuestro dinero. Muy loable ciertamente, sin embargo lo hacemos a veces a ciegas. Tratamos de escoger lo seguro, el corto plazo. Y el producto estrella son los Depósitos.

Pues bien, sin pretender ser defensora de ningún producto financiero, sí trataré de analizar las ventajas fiscales que algunos de ellos ofrecen con respecto a otros.

DEPOSITOS

Los rendimientos generados por las Imposiciones a Plazo Fijo son Rendimientos de Capital Mobiliario. Esto significa que su tributación es la siguiente:

* Hasta 6.000.- Los primeros 6.000 euros tributan al tipo 21%.

* Entre 6001- 24.000. Tributan al 25%

* A partir de 24.001.- Tributan al 27%

FONDO DE INVERSION

Los rendimiento de los Fondos de Inversión no tributan hasta que no se produce el reembolso. Con la ventaja añadida de que se pueden traspasar sin coste fiscal.

Las ganancias obtenidas a la fecha de reembolso, tributan por la diferencia entre el valor de adquisición y el valor de transmisión o reembolso, al 21%, 25% ó 27%. Sin embargo el coste fiscal es muy diferente, más ventajoso.

FISCALIDAD

Veamos qué ocurriría en ambos casos con una inversión de 450.000 a una rentabilidad del 3% anual:

1.-Depósitos.

El 3% sobre 450.000 euros equivale a obtener un rendimiento de 13.500€.

 Rendimiento  Tribut  2012  2013
 6000  21%  1260€  1260€
 7500  25%  1875%  1875%
 13500  3135%  3135€

 

 

 

 

2.- Fondos.

Supongamos que los 450.000 euros están constituidos por 450 participaciones de 1000 euros cada una.

Una rentabilidad del 3% anual implicaría una plusvalía de 30 euros por participación. Por tanto el valor final de la participación sería de 1.030 euros.

Para obtener un reembolso de 13.500 euros equiparable al rendimiento del depósito, el número de participaciones vendidas serían 13,1067961.

Por tanto, la ganancia que se obtendría por la diferencia entre el valor de adquisición y el de transmisión sería la siguiente:

 Valor Adquisición  13,1067961 x 1.000€  13.106,7961
  Valor Transmisión   13,1067961 x 1.030€   13.500€
   Total Operación    395

 

 

 

 Rendimiento  Tribut  2012  2013
 393€  21%  83€  83€ *

 

Si no se retira el rendimiento bruto, no se aplica tributación en la Base Imponible del ahorro.

Si reembolsa la parte equivalente al rendimiento anual del depósito, es decir los 13.500 euros, la tributación se aplicará sobre las plusvalías. Es aquí donde estaría la clave. Un mismo importe implica una fiscalidad muy distinta.

El impacto fiscal se minimiza en más de un 97% ( 83€ vs 3.135€).

Por otra parte, mientras que con el depósito se tributaría anualmente, con el fondo podríamos diferir el pago de impuestos a partir del 2014, donde la tributación se suavizará. (Toda vez haya transcurrido el período de los años 2012 y 2013, ejercicios en los que el gobierno, mediante la publicación de medidas para paliar la crisis, ha subido los impuestos.)

(* Para el 2013 las ganancias patrimoniales generadas en menos de un año tributarán al tipo marginal )
Marta Constantino